14 octubre 2009

Week 5: Review

En primer lugar, muchas gracias a todos mis lectores que os tengo un poco descuidados en lo que a agradecimientos se refiere. Hago cada artículo con la mayor dedicación que puedo poner, y es muy grato ver el contador de visitas subir y los comentarios que a veces dejáis. Gracias de este humilde servidor. Y ahora vamos con algunas de las historias que ha dejado esta semana 5.

Por cierto, esta semana dejare el primer artículo de review de esta primera parte de temporada. Pienso que para juzgar el arranque de un equipo 5 partidos son los adecuados, y 24 equipos ya han llegado a esa meta. Pero first thing first, hablemos de esta semana empezando por la ciudad de Baltimore.

La sorpresa salto en la ciudad de los Ravens (antigua ciudad de los Colts, que para quien no lo sepa los Colts fueron de Baltimore hasta finales de los 80) donde los Bengals lograban alzarse con el liderato provisional de la AFC North gracias a una victoria sobre la bocina por 17-14. Como ante los Steelers, un pase de Carlson Palmer a Andre Caldwell ponía la victoria en la casilla de los de Cincinnati. Como se llego a esa situación fue cuestión de permisividad por parte de una defensa de los Ravens que si bien empezó con una intercepción de Ed Reed retornada para TD pero luego despareció en un intento de parar a Cedric Benson, que con 120 yardas de carrera se convirtió en el primer jugador que los Ravens dejan correr por más de 100 yardas en 40 partidos, ni más ni menos. La defensa de los Bengals fue la que maniato al rival, liderada por su coordinador defensivo Mike Zimmer, a quien el equipo le dedico la victoria días después del fallecimiento de su mujer.

Y del cielo al infierno, con los Oakland Raiders. La enésima paliza recibida la llevaron a cabo los New York Giants, 7-44. Todos se permitieron el placer de hundir un poco más a los Raiders, ya que la segunda mitad la jugaron la mayoría de suplentes cuando ya ganaban de 24, liderados por el exiliado David Carr (también conocido como Mr. Mittens) que sustituía a Eli Manning para así no arriesgar a agravar unas molestias en el talón. Si no eres capaz a ganar a la versión B de un equipo de NFL con tu equipo A es que eres malo, malo, muy malo.

Quien tiene buena pinta es el wide reciever novato de los Dallas Cowboys, Miles Austin, quien consiguió el TD de la victoria en la prorroga ante los Kansas City Chiefs, 26-20. Austin cosecho 250 yardas, algo impresionante para cualquiera, y más aun para un rookie. Para haceros a la idea es muy difícil ver a mas de 10 jugadores que sobrepasen las 200 yardas en una sola noche, y el record absoluto esta en 336 yardas desde 1989. Ojo al chaval.

Y ojo a la situación de 2 equipos que nos obsequiaron con el peor partido en años, ya que los Browns y los Bills firmaron un 6-3 donde se desafiaban a ver quién era más malo de los dos. Y los Browns ganaron de la manera más pobre en años, como muestra un botón, Derek Anderson conecto 2 pases para 17 yardas en 17 intentos, mas una intercepción. Solo el doble de pases que intercepciones.

Quienes sí tuvieron un duelo de altos vuelos fueron los Arizona Cardinals y los Houston Texans. Un duelo tan igualado hasta la pelota de partido, la intercepción de Dominique Rodgers-Cromartrie a Matt Schaub, retornada para TD, que puso el partido 21-28, las estadísticas de Schaub y Kurt Warner era casi calcadas, así como la de los receptores de ambos equipos (Anquan Boldin, Larry Fitzgerald, Andre Johnson y demás). Quizás hablamos de los mejores grupos de receptores junto con los de Eagles y Saints de la NFL.

Lo dicho, próximo articulo será resumen de este principio de temporada, el clásico thumbs up, thumbs down. Sintonicen sus transistores y manténganse a la espera, merecerá la pena.

0 comentarios:

Publicar un comentario


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes