18 noviembre 2009

Week 10: Review

Mucha gente venera a Bill Belichick como un maestro de esto, y lo es, ya que ha ganado 3 Lombardi Trophies en 4 visitas a la Super Bowl. Tiene un largo historial de partidos maestros y ha salido airoso de decenas de situaciones difíciles en el campo. Pero cagarla ante todo un país en horario de máxima audiencia es mortal, y si encima el acto de cagarla acompaña a un acto de cierta arrogancia, pues tenemos servida la cabeza en bandeja de esa persona. Como esto de la arrogancia y el estrepitoso ridículo es común a tantos deportes, os lo expondré a aquellos profanos al football de manera sencilla, para que todos compartáis esta historia.

34-28 en el marcador, los New England Patriots ganan en Indianapolis a los Colts, una de las mayores rivalidades a día de hoy, y un duelo de alto octanaje. Quedan 2:08 de partido y el balón esta en campo de New England, yarda 28 exactamente, en situación de 4th and 2 (ayuda: 2 yardas para first down, pero en 4th down ya no hay mas intentos que el que tienes) y la lógica dicta que chutes ese balón lo más lejos posible para que le sea más difícil al rival anotar. Un buen punt te podría dar unas 80 yardas de colchón que defender.

La lógica se va por el sumidero cuando New England se cuadrara para intentar convertir esas 2 yardas, lo que mataría el partido ya que Indianápolis esta sin timeouts. Brady está en la shotgun, no hay corredor, parece que es todo un truco para ver si los defensas de Indy se colocan en fuera de juego, porque una penalización también mataría el partido. Peor la lógica desaparece definitivamente, pase corto a Kevin Faulk, demasiado corto, el balón no llega a pasar al línea imaginaria, y el balón es de los Colts ahora, que solo tienen 29 yardas hasta la línea de touchdown, si anotan ganan. Lo hacen, 34-35 y el mundo respira hondo, para poder coger fuerzas y reír a carcajadas. El genio la ha cagado, y menuda cara tiene por televisión.

Patriots gamble and lose

Bill se excusa y escuda en que confiaba en su ataque para poder ganar esas 2 yardas, que lo volvería a hacer. Bill no se da cuenta de algo, al transmitir el “confió en mi ataque” estas gritando “no confió en mi defensa”, y su defensa calla por respeto, pero esta que la rechinan los dientes. Cierto que enfrente estaba Peyton Manning, el mejor en este oficio de ganar partidos en solo 2 minutos, pero el mensaje es claro, no se fía de su defensa. Si esto llega a salir bien, todo quedaría en un ejercicio de arrojo y locura, pero no salió bien y no solo ha perdido el partido, también algo más que todos sabemos. Y lo que parece que sobra es arrogancia.

Bueno, no quiero olvidarme del resto de partidos y noticias, pero lo de este domingo merece mucha atención. Pero vamos con un breve, por motivos obvios, resumen del resto de partidos, así que bienvenidos a “nodisparenalquarterback” una semana más.

Los Bengals cumplieron y son los reyes de la colina llamada AFC North, ganaron a los Steelers en la fortaleza de acero que es Pittsburgh. Un partido feo, como acostumbran a ser los duelos de defensas de esa división, 18-12 y pocos highlights, pero eso también es football. Contuvieron a Big Ben para solo 176 yardas con 1 INT, y el juego de carrera solo sumo 80 yardas.

A New Orleans le cuesta ganar cada vez más, acusados por quizás el cansancio, pero soluciona los entuertos que se mete en algunos partidos con golpes rápidos. 28-23 ganaron en casa de los St. Louis Rams. Si bajan la concentración encajaran la primera derrota de la temporada y sobretodo perderán su halo de victoria, algo intangible pero que está ahí, y les da inercia para ganar.

Vamos con la ronda de lesionados, donde hay nombres importantes, de gente que afecto al partido de su equipo directamente.

Brian Westbrook se retiro por una concussion, la segunda en 3 semanas. El agujero en el ataque de los Eagles por su ausencia afecto directamente a unos Eagles que perdieron 23-31 en San Diego. Los Chargers forzaron a McNabb a lanzar todo el día, dando pocas opciones de sorprender a unos Chargers cada vez más fuertes. Ojo a la situación de Westbrook, las concussions son tema serio y podrían acabar con su veterana carrera.

Kyle Orton se lesiono al acabar la primera mitad de la visita de los Broncos a los Redskins, Y fue salir Chris Simms, el suplente, y automáticamente regalar el partido a los Redskins, que usaron todas las armas secretas para ganar, como veréis en el video a continuación. 17-27, el marcador final.

Washington trickery

Y para acabar una de risas. Buffalo perdió 17-41 ante los Titans en Nashville, y aquello a acabado dando tantos titulares como el duelo entre New England y Indianapolis. Dick Jauron, el head coach de los Bills ha sido despedido tras el ridículo del domingo. Se va con un record de 3-6 en la temporada, pero con la sensación de que ha habido suerte en esas 3 victorias, y que las derrotas han sido todas palizas. Pero en el otro lado el golpe va a doler en el bolsillo. A Bud Adams, un señor mayor de 86 años, dueño de los Titans desde hace 50, se le ocurrió que en mitad de esa paliza era buena idea hacer un gesto que todos hemos hecho alguna vez en la vida, a los aficionados rivales. El campo lo vio, la gente lo vio, youtube lo vio, y Roger Goodell, el jefe de todo esto, también. $250.000 de multa. Felicidades por la victoria.

Bud Adams flips bird

1 comentarios:

Willy dijo...

Me gustaría ponerme en contacto con el autor de este blog. Si es tan amable de escribirme lo puede hacer a wbistuer@gmail.com. Gracias.

Publicar un comentario


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes