15 diciembre 2009

La Batalla por la AFC East

Juguemos al juego de las diferencias, pero al revés. Ya sabéis, hay dos imágenes y tenemos que encontrar las diferencias entre ellas, pero en este caso busquemos similitudes. Las imágenes que teneño sobre la mesa son la de los Denver Broncos del año pasado, y la de los New England Patriots actuales. Comencemos poniéndonos en situación.

Los Broncos el año pasado estaban líderes destacados en la AFC West sobre los San Diego Chargers, encontrándose 8-5 con tres partidos aun por disputar. Pero empezaron a ocurrir cosas, y acabaron 8-8 y perdiendo la división ante unos relampagueantes Chargers. Tras caer a 8-6 se vieron algunas cosas que a principio de temporada no existían, ya que por aquel entonces todo era buen rollo. Jay Cutler y Brandon Marshall eran una sociedad perfecta, como Brady y Moss, o Welker. Esa es la primera similitud.

Pero se durmieron en los laureles y ante los primeros síntomas de gripe deportiva, en lugar de tomarse un respiro en forma de reflexión, confiaron en la inercia. La inercia les llevo a tener un juego errático, como se vio ayer ante los Panthers. A los Broncos el año pasado también les paso, en la semana 15, también ante unos Panthers, eso si bien diferentes. Juego errático, pases mal calibrados, y ordenes desde el banquillo incomprensibles. Segunda similitud.

El año pasado en ese partido ante Carolina los Broncos cayeron, pero los Pats esta semana ganaron, 10-20. Esa es una diferencia, pero bien podría haber sido otra similitud, porque el juego de New England era una sinfonía de ocasiones desaprovechadas, tremendamente mal orquestada. Y ahora viene la tercera similitud, las rencillas personales.

El año pasado en Denver, Marshall se peleo con todo el mundo, desde Shannahan, el entrenador, hasta Cutler, el QB. La tensión se veía tan clara que hasta daba cierta vergüenza ajena. En el último partido ante los Chargers, Cutler no le dirigió la palabra en casi todo el partido. Los Patriots tienen algo de menor nivel. Aun. Adalius Thomas se queja de la actitud del entrenador con los jugadores, Brady se queja de que el equipo no da el 100%, y Moss se siente mal consigo mismo por su falta de rendimiento, y busca comprension.

La cuarta similitud está por llegar quizas, y es la perdida de la división a manos de un segundo. Este año son los Dolphins, que están solo un partido por detrás.

Los Phins no juegan bien, sin Ronnie Brown no son tan eficientes, pese a que Ricky Williams se deja la piel cada domingo. Pero en defensa están haciendo que la carga del joven Chad Henne sea menor, y pueden conseguirlo. Los Phins ganaron este domingo a los Jaguars, a un rival directo, si bien solo 14-10 con tensión hasta el final. Pero todo puede ocurrir.

Espero que a los lectores les haya gustado el artículo, y va dedicado enteramente a ellos, que entre todo han subido el contador de visitas hasta rozar los 5000. Gracias a todos los locos de la NFL, en especial a los dl grupo del facebook. Seguid así. Mañana el resumen completo de la jornada.

3 comentarios:

mends dijo...

Gran artículo

Anónimo dijo...

Estas expresando una realidad o tal vez un deseo? Le teneis demasiadas ganas a los Patriots

ixnay_on dijo...

expreso lo que me dice la experiencia...

Publicar un comentario


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes