03 febrero 2010

El camino de los Saints

Si bien los Colts funcionan como una maquina perfectamente engrasada tanto en ataque como en defensa, los Saints son pura improvisación. Pura improvisación, que sin embargo da unos resultados inmejorables. Y desde el principio de temporada lleva ocurriendo esto.

De los 8 primeros partidos, todas victorias, los Saints anotaron más de 40 puntos en 4 ocasiones, y más de 30 en 6. Sin embargo su defensa solo logro contener al rival a menos de 20 puntos en 2 ocasiones. Esto es la viva imagen de la estrategia del equipo, del esquema táctico que tiene el equipo. El ataque es de alto octanaje, confia en Drew Brees para que encuentre en el campo abierto a uno de sus muchos receptores con talento. Un grupo que incluye a Marques Colston, Devery Henderson, Robert Maechem, Lance Moore y Jeremy Shockey, y al que se le añaden Reggie Bush, Pierre Thomas, Mike Bell y Lynell Hamilton, los corredores, todo ellos con grandes habilidades de receptor. Un grupo tan talentoso hace que Brees tenga un promedio de yardas por pase intentado de 8.5 yardas, solo superado por Phillip Rivers y Ben Rothlisberger, y de estos tres Brees el que más precisión de pase y numero de TDs tiene.

A diferencia de otros equipos con juego aéreo potente, como los Colts, los Texans o los Chargers, los Saints no renuncian a su juego de carrera, y combinan a su grupo de RBs para usarlos en función de la situación del partido, asegurando minimizar el cansancio de sus jugadores sin bajar la efectividad. Este grupo de jugadores que comparte minutos en el campo pro igual merece todo el merito en esta NFL donde los jugadores que se rebotan en cuanto pasan un rato en el banquillo son numerosos. Y esto beneficia a un ataque que combinando jugadas y usando el despiste como arma, mantiene a las defensas a raya. Eso sí, todo el merito para una offensive line que es igual de efectiva protegiendo el pase y blocando la carrera.

A la defensa no se le caen los anillos por encajar puntos, porque saben que es un riesgo que corren al ser tan agresivos. Es el equipo que más blitzes ejecuta, y por lo tanto más tiempo deja a la secondary sola en el intento de cubrir a los receptores rivales. Si sale al jugada bien puedes derribar al QB antes de que lance, o forzarle a lanzar sin ver el campo. Y les suele salir bien la jugada, o no estrían donde están, porque uno de los mejores dúos de safeties de la NFL es el de los Saints. Darren Sharper y Roman Harper llevan toda la temporada beneficiándose de la agresiva táctica que usa la defensa. Pero por supuesto, el riesgo está ahí, y el rival en algún momento encontrara un agujero en la defensa, pero puedes permitirte eso si sabes que tu ataque tiene la mano ganadora.

Esto casi les causa una derrota contra el peor equipo de la NFL, los St. Louis Rams, en la semana 10. Pero el mejor ejemplo de cómo son los Saints lo encontramos en la semana 12, en la victoria por 38-17 ante los Patriots en casa. Los Patriots siempre son peligrosos, y Tom Brady es Tom Brady. Pero los Saints manejaron a los Pats como maestros, y si presionaron a Brady y le forzaron 2 INTs. También pararon a los corredores, forzando un fumble a Laurance Maroney. Mientras tanto, Brees se saco de la manga 5 TDs todos ellos a diferentes receptores. Ese partido es el perfecto resumen de la temporada de los Saints.

Los ultimo 5 partidos incluyeron 2 victorias por los pelos y 3 derrotas finales para acabar 13-3, que comenzaron con una dolorosa derrota en casa ante los Cowboys, y se empezó a especular con que la agresiva defensa se había quedado sin gasolina cerca de la meta, y que ya no podían correr todo el día de arriba para abajo como de costumbre. Pero el primer partido de playoff fue otro botón de muestra de lo que son los Saints.

Enfrentándose a un equipo muy parecido a ellos, anotaron más de 40 puntos y limitaron al ataque rival a menos de 20. 45-14 para ser más exactos. El partido contra los Vikings fue mucho más duro, ya que la offensive line rival era quizás la mejor de la NFL, y protegían mucho mejor a Favre, pero se aprovecharon del nervio en el cuerpo que meten al rival para aprovecharse de errores no forzados, de los fumbles de Adrian Peterson y de malas decisiones de Favre y Childress.

Esos son los Saints, voraces en ataque y oportunistas en defensa. Nadie duda que los Saints en ataque vayan a poner puntos en el marcador ante los Colts en la Super Bowl, pero la duda es si el plan habitual de los Saints se puede aplicar a un Peyton Manning que parece saber en todo momento que va a hacer la defensa rival. Es el último desafío.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena , hace poco que te tengo en marcadores y me ha parecido un resumen genial.

Saludos!

ixnay_on dijo...

gracias!!

Publicar un comentario


 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes